Difícil saber a qué atenernos

Cuando las manifestaciones, decisiones y actuaciones son erráticas es seguro caer en contradicciones de bulto, importantes.

Esto es lo que con mucha frecuencia encontramos en el Ayuntamiento de Valdemorillo, y cuando decimos Ayuntamiento nos referimos a sus órganos de poder: Alcaldía, Junta de Gobierno y Pleno Municipal al que pertenecen, conviene recordar, todos los concejales, los del gobierno y los de la oposición.

Ponemos un ejemplo de la contradicción entre lo que dicen y lo que hacen o dejan hacer:

El pasado 19 de enero el Pleno de la corporación discutió la conveniencia, o no, de la gestión de la organización de la feria taurina de San Blas 2018 por el Ayuntamiento, en lugar de que lo hiciera el contratista en base a contrato firmado en el año 2002 con una duración de 12 años ampliado después a 25. Pues bien, la votación de esa propuesta de la alcaldía fue rechazada con los votos en contra de IU-Podemos y la abstención del PP, PSOE y C´s.

En los plenos celebrados en febrero y marzo hemos podido escuchar preguntas relativas a gastos pagados directamente por el Ayuntamiento y relacionados con pagos a novilleros y ganadería. En total, según nuestras notas, unos 50.000 €,. Ante estos pagos que, como es evidente, van en contra de lo acordado por el Pleno, ninguno de los concejales de los que no quisieron aprobar la alternativa presentada por el gobierno han realizado ni una sola protesta o recriminación, ¡Como si no fuera con ellos!. No sabemos lo que, en relación a estos pagos, haya manifestado la interventora, que para algo está, y no solo para comprobar si el gasto está respaldado por partida presupuestaria y esta tiene crédito suficiente, sino también que el gasto cumpla los acuerdos también es importante.

Ante esta falta de coherencia entre el discurso, la decisión y la actuación, los ciudadanos nos debemos preguntar, ¿qué esconden todos los grupos políticos en relación a la organización y pago de la fiesta taurina de Valdemorillo? ¿ Tienen todos algo que esconder o simplemente no tienen la menor idea de lo que están diciendo o haciendo? ¿Hay algún interés inconfesable que todos pretenden esconder?

Resulta curioso que un detalle, no menor, como es el compromiso del contratista de organizar 5 corridas/novilladas año tras año se vea vulnerado por el contratista al organizar menos festejos y sin embargo, el Ayuntamiento paga mucho más de lo contractualmente estipulado y sin embargo los concejales callan y callan. Y no hablemos de los escalafones comprometidos de los toreros cuyo exponente máximo ha sido este año donde dos toreros entraron en la plaza como novilleros. Difícil tesitura para cumplir los requisitos mínimos del escalafón contemplado en contrato.

Todo esto huele a podrido y solo se soluciona con información de todos los detalles que, el Ayuntamiento, niega sistemáticamente.

¡ALGO ESCONDERA CUANDO NO QUIERE ENSEÑARLO!

La Junta Directiva

En Valdemorillo, el 18 de abril de 2018

Poniendo las cosas en su sitio

Por muy legítimos que puedan parecer “Los fines no justifican los medios”

A veces las primeras apariencias percibidas, aunque se nos muestren beneficios con todas las apariencias de buenos, pueden esconder intereses y beneficios perversos.

¿Hay alguien que pueda no estar de acuerdo en que una Entidad de Conservación acuda a los Tribunales para cobrar una supuesta deuda de uno de sus vecinos?

Pues miren lo que dicen los tribunales, que ¡NO TODOS LOS MEDIOS SON VALIDOS!

Copia literal:

“Carece de sentido sostener la competencia de la jurisdicción civil para declarar la existencia de una obligación de carácter administrativo que, además, resulta exigible directamente mediante la vía de apremio, con las consiguientes garantías jurisdiccionales de otro orden, sin que pueda admitirse que los estatutos de la propia entidad puedan contener normas que determinen la jurisdicción que ha de resultar competente, habilitando -como en este caso sucede- a la propia entidad para seguir a su elección la “vía de apremio” o la “vía civil”, de modo que, como sostiene la parte recurrente, la primera sea un privilegio concedido por el legislador, que puede usar o no, pero que no puede suponer una renuncia o imposibilidad de acudir a la vía civil.”

Y esto es lo que dice la juez de instrucción titular del Juzgado nº 4 de San Lorenzo de El Escorial en su auto nº 344/2017 de fecha 21/12.2017 sobre reclamación civil realizada por una E.U.C.C. de Valdemorillo contra uno sus vecinos. En este auto se hace eco de iguales manifestaciones realizadas por los magistrados del Tribunal Supremo:

ANTONIO SALAS CARCELLER, en auto de fecha: 30/05/2012

IGNACIO SANCHO GARGALLO, en sentencia de fecha 10/02/2015

EDUARDO BAENA RUIZ, en auto de fecha 18/03/2015 

Es claro y evidente que esta interpretación que, sobre la relación de las Entidades Urbanísticas con sus miembros y con el Ayuntamiento, hacen estos tres magistrados del TS, es un autentico torpedo en la línea de flotación de las Entidades Urbanísticas Colaboradoras de Valdemorillo y la del propio Ayuntamiento.

El que la Juez titular del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 4 de San Lorenzo de El Escorial haya decidido tomar esta postura, aun sin haberlo pedido el vecino denunciado, es una clara muestra que la guerra ha comenzado: Las Entidades Urbanísticas Colaboradoras tendrán que ceñirse escrupulosamente a sus funciones y, si se quieren hacer efectivos los saldos impagados por los vecinos, el ayuntamiento de Valdemorillo tendrá que ejecutar la vía de apremio para el cobro de las cuotas impagadas. ¡NO HAY OTRA VÍA!

¿Cómo quedaran los altísimos saldos impagados que se mantienen en estos momentos en la mayor parte de las Entidades? ¿Los tendrán que pagar los vecinos que sí pagan sus cuotas religiosamente? ¿Cómo se financiaran los gastos que las cuotas impagadas deben cubrir?

La Junta Directiva

En Valdemorillo, el 10 de abril de 2018

El Ayuntamiento de Valdemorillo, sin norte ni dirección

Cuando te faltan buenas referencias, terminas caminando en círculos y sucumbiendo a las inclemencias externas. He aquí Valdemorillo.

Desde el pasado día 12 de marzo cualquier ciudadano que intente visitar la WEB del Ayuntamiento de Valdemorillo y utilice los buscadores de internet, estos le contestaran con varias entradas en la dirección “www. aytovaldemorillo.net”. Cuando intenta contactar con esta dirección recibe este mensaje”



¡Imposible acceder, el dominio se ha cerrado!

Según palabras de la señora alcaldesa pronunciadas el pasado jueves 15 de marzo “el dominio lo ha cerrado el proveedor por falta de pago debido a problemas en el programa ATM que les ha impedido cursar la orden de pago y por eso se ha abierto el nuevo dominio aytovlademorillo.org”

Sí es cierto que el nuevo dominio esta funcionando desde el pasado día 12 de marzo, pero sin ningún tipo de publicidad y por tanto quien haya intentado contactar con el portal del Ayuntamiento le ha sido complicado encontrar esa nueva dirección.

Debemos manifestar que la reserva y pago del dominio se hace anualmente y viene a costar no más de 25 €. Pues bien, se dan cantidades importantes, mas de 1.000 €, como cantidades a justificar para pagos de gastos en las fiestas y no se puede dar esos 25 € para que cualquier empleado público se acerque al banco y efectué el pago en nombre del Ayuntamiento y con ello poder realizar el proceso del cambio de dominio de forma racional. ¿Hay alguien que gobierna este ayuntamiento, o son los hechos y acontecimientos los que dan las pautas a seguir?

Efectivamente estamos sin gobierno. Pero sí se usa ese poder para dar una hora libre a todo el personal porque es el cumpleaños de la señora alcaldesa, tal y como ocurrió el pasado viernes 16 de marzo. Demencial.

os resulta curioso que este problema de información general al público no se haya manifestado por ningún miembro del Consistorio en el pasado pleno del 15 de marzo. Esto nos demuestra que ni ellos usan ese medio de información. Es evidente, está claro, que a nadie del Consistorio le interesa tener un pueblo eficientemente informado.

En Valdemorillo, 20 de marzo de 2018

La Junta Directiva

Informe del Secretario: ¿mala fe?, o ¿ignorancia?, o …

A través de las redes sociales se ha publicitado el siguiente informe de secretaría.

De su lectura, se puede observar que el destino son los concejales que forman las Comisiones de trabajo que se han constituido, entre otras razones, para poder incrementar las dietas de asistencia. Comisiones informativas de las cuales se mantiene un hermetismo total. Solo este informe ha salido a la luz. Ningún acta que muestre la eficacia y eficiencia de las citadas Comisiones.

Por consiguiente desconocemos cual es la opinión de los concejales que forman las citadas comisiones sobre este informe que, ad hoc, se ha redactado.

Se observa que el señor secretario se ha limitado a copiar tres artículos de la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid. Ley que fue publicada en el BOCM el 27 de julio y según reza en su texto entró en vigor el 27 de agosto de 2001. No nos cabe la menor duda que estas estipulaciones pueden tener su validez para los nuevos desarrollos urbanísticos tales como los SAU1, SAU2, SAU4 y SAU5, desarrollos urbanísticos que no entran, suponemos, dentro del contexto reclamado por los concejales en la Comisión informativa.

Para el resto de los desarrollos urbanísticos, tradicionalmente identificados como urbanizaciones, estos artículos tienen una aplicación totalmente limitada por las disposiciones transitorias de la misma Ley, las cuales se omiten de forma deliberada, y entendemos que descaradamente interesada.

También se omite, de forma deliberada y, entendemos, con la intención de engañar, las estipulaciones aplicables a las situaciones de cada una de las urbanizaciones contenidas en toda una normativa que es aplicable con carácter supletorio. Y, por supuesto también se omiten las estipulaciones contenidas en los respectivos Planes Parciales bajo los cuales se hicieron los desarrollos de las urbanizaciones.

Por tanto, nuestra modesta opinión sobre este informe, es que está realizado bien con el desconocimiento más absoluto de la situación de las urbanizaciones y las normas aplicables, o se ha realizado con el único interés de engañar a los concejales y a los vecinos de Valdemorillo, con graves repercusiones económica, específicamente, para los vecinos de las Urbanizaciones.

Señor secretario del ayuntamiento de Valdemorillo, D. Gustavo Benito Ribagorza, la normativa aplicable al tema que nos ocupa y que afecta a las llamadas urbanizaciones del municipio es mucho más extensa de la que Vd. refleja en su informe. Sea Vd. Lo suficientemente honesto y profesional para, de una forma objetiva, reflejar la realidad jurídica de los desarrollos urbanísticos de Valdemorillo. Vd., como secretario del ayuntamiento de Valdemorillo, debe prestar servicio al propio Ayuntamiento, en su sentido más general, y no de forma interesada y particular al político de turno.

En Valdemorillo, 8 de febrero de 2018.

La Junta Directiva.

 

 

 

La señora Alcaldesa quiere engañar al pueblo

A los taurinos y a los que no lo son, pagando mucho más por mucho menos

El pasado viernes, 26 de enero, el Ayuntamiento presentó, en un acto ya tradicional, lo que será el programa de fiestas de San Blas y muy específicamente el cartel de la feria taurina 2018.

Seguro que el homenaje a los fallecidos ganadero y torero se lo merecen, pero es bajo todo punto inentendible e inadmisible que amparándose en ese homenaje pasaran de puntillas sobre los aspectos más relevantes de las corridas, toreros novilleros y ganaderías, que conforman el cartel de esta feria del 2018.

Ahora, viendo el cartel podemos entender las razones por las cuales empresario y Ayuntamiento no quisieron entrar en detalles que a todos interesa pero de forma especial a los aficionados taurinos.

En el cartel de promoción nos encontramos el siguiente pequeño cuadro:

En él podemos ver que, asimilando corrida con suelta de vaquillas, haciendo uso de una bajeza moral incalificable, pretende engañarnos y decirnos que se organizan seis festejos taurinos.

Señora alcaldesa, Vd., en el desempeño de sus funciones, debe saber que el empresario, en este caso Construcciones Edisan, S.A., está obligado a organizar, a su entera costa, cinco festejos taurinos en la feria de San Blas, entre corridas y novilladas picadas. Solo organiza tres festejos de esos cinco y Vd. se lo consiente y aprueba.

Por otro lado le debemos también recordar que, según contrato, los toreros deben estar entre los primeros 30 del escalafón y los novilleros entre los 20 primeros. Juzgue, quien quiera, si se cumple esta clausula.

En la intervención de las corridas de toros de esta feria encontramos

ESPADA                                                                ESCALAFÓN

Paulita                                                              77

Pedro Gutiérrez “El Capea”                           84

Miguel Ángel León                                         101

Alberto Lamelas                                              50

Miguel de Pablo                                             132

Juan Miguel                                                     46

Ninguno la cumple, pero con un agravante, menos aun los espadas terceros de cada una de las ternas, que ni siquiera llegan a calificarse como toreros, sino que son novilleros y su escalafón 101 y 132, respectivamente, nos dice que no son precisamente de los primeros de su categoría.

En la intervención de la novillada encontramos:

ESPADA                                                          ESCALAFÓN

Antonio Catalán “Toñete”                             2

Ángel Téllez                                                  12

Alejandro Gardel                                          26

Corrida en la que, como se puede ver, solo dos de los novilleros cumple con el requisito de “dentro de los 20 primeros”. Vd., señora alcaldesa, admite y da por bueno este incumplimiento del contrato.

Señora alcaldesa, Vd. también debe saber que por los cinco festejos taurinos (corridas y novilladas) que el empresario está obligado según contrato, el Ayuntamiento se compromete a pagar “HASTA 78.131,75 € IVA INCLUIDO”, y Vd., mucho nos tememos, esté dispuesta a pagar, como en el ejercicio 2017, más de 172.000 €, según se manifestó en el último pleno. Vd. caprichosamente ha pagado en el 2016 y 2017 más de lo estipulado en el contrato y, por lo que se oye, está dispuesta a seguir el mismo camino en el 2018. Le pedimos y exigimos nos de cuenta pormenorizada de por qué todo este desmán y donde van estos sobrepagos.

Señora alcaldesa, como persona, Vd. está en su pleno derecho en gastar de su bolsillo lo que bien le apetezca, pero en el desempeño de sus función de alcaldesa está obligada, si o sí, a cumplir lo estipulado en el contrato firmado el 4 de julio de 2002 entre el Ayuntamiento que preside y el concesionario Construcciones Edisan, S.A., pero sobre todo y ante todo está obligada a no arrastrar consigo al entorno de empleados públicos que le rodean.

Y no se olvide, señora alcaldesa, del festejo taurino de septiembre. El pueblo y la intervención municipal tampoco debería. Nosotros no nos olvidamos.

Las Junta Directiva

Valdemorillo, 3 de febrero de 2018

Penoso Pleno el del 18 de enero

Con un único objeto: la feria de San Blas 2018, que no logró la mayoría exigida.

Hablaron del contrato que unos quisieran conocer en profundidad pero no lo consiguen y otros quisieran olvidar pero no pueden.

Y es que el contrato, que dura hasta el año 2027, cubre todo el espectro de irregularidades que uno pueda imaginarse. Irregularidades que, por otro lado, un estudiante de segundo de licenciatura de derecho seria capaz de identificar y describir.

Nadie, ni del gobierno ni de la oposición, que si hablaron de algún incumplimiento fue capaces de pronunciar el incumplimiento más esencial, al menos el de mayor coste económico y también social: LA CONSTRUCCIÓN DE LA RESIDENCIA DE LA TERCERA EDAD

Y es que lo que pretendían es, en opinión del P.AN.V, simplemente TEMERARIO.

Cualquier liquidación de este contrato, que tenga un coste para el Ayuntamiento superior a 0,00 €, debería ser contestado de forma contundente por el pueblo de Valdemorillo.

Hasta ese momento de liquidación solo queda una alternativa: que el concesionario cumpla de forma rigurosa con sus obligaciones entre las que esta la organización de la feria de san Blas y de la de septiembre según las estipulaciones contractuales. Ni una reserva de dispensación por parte del Ayuntamiento y ni un céntimo mas de lo estipulado.

La Junta directiva

Valdemorillo, 20 de enero de 2018

Lento, NO, lo siguiente

Que para un expediente, simple como el mecanismo de un chupete, se tarde siete meses, obligaría a hacer una seria reflexión de cómo funciona este Ayuntamiento, que gasta en personal más del 50 % de su presupuesto.

Nos referimos a un expediente sin entrar en los detalles del mismo para no herir sensibilidades.

Comienza la historia el pasado 29 de marzo, cuando un ciudadano de este municipio pone en registro una reclamación sobre lo que parece ser es bastante frecuente en el funcionamiento de las Entidades Urbanísticas Colaboradoras. Para los efectos de la presente, repetimos, no importa el objeto de la reclamación.

En la reunión que celebra la Junta de Gobierno del Ayuntamiento el 24 de abril, deciden trasladar la reclamación a la Entidad Urbanística afectada: Casi un mes para tomar esta decisión, por 6 personas reunidas, lo que podría haber realizado directamente el respectivo concejal delegado.

El escrito de traslado lo registran en el respectivo registro de salida el 26 de mayo. Se consume otro mes para redactar el escrito, poco más de medio folio, firmarlo por la señora alcaldesa y el secretario y bajarlo de la primera planta a la planta baja donde está el registro de salida.

La Entidad contesta con una nota de folio y medio registrándose la entrada el 7 de julio.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento trata el asunto y resuelve en reunión que celebra el 18 de julio. La resolución queda redactada y firmada por alcaldesa y secretario el 26 de julio.

El Ayuntamiento registra el comunicado en el registro de salida el 9 de octubre. No está mal. Dos meses y medio para bajar el escrito de la primera planta a la baja y registrarlo.

El 31 de octubre, el servicio de Correos entrega el escrito a su destinatario. Sabemos que el servicio de Correos de Valdemorillo no brilla por su diligencia pero atribuirles 22 días de plazo de entrega sería, con toda seguridad, un insulto.

Dice la Ley:

“Cuando las normas reguladoras de los procedimientos no fijen el plazo máximo, éste será de tres meses.”

En este caso, como se puede ver por las fechas, se ha tardado en resolver y comunicar más de siete meses, más del doble del tiempo máximo fijado por la norma que debería ser referente en el funcionamiento de este Ayuntamiento.

Podemos concluir que este Ayuntamiento se salta la Ley cuando quiere y como quiere. Vamos, igual que el molt honorable expresident y sus seguidores.

Aunque lo anterior pueda ser muy significativo, aún lo es más el que a fecha de la presente la señora cuentadante aún no haya presentado al pleno la propuesta de presupuesto para el ejercicio 2018. De acuerdo con las estipulaciones legales ya lleva de retraso un mes. Es posible que algún día estos retrasos los veamos justificables por el alto interés que el garbanzo madrileño tiene para Valdemorillo y que justifica uno de los tres puntos, no sistemáticos, del orden del día del próximo pleno.

La Junta Directiva

Valdemorillo, 14 de noviembre de 2017

Sin vergüenzas

Sin cortarse, sin ruborizarse. Posiblemente lo han hecho toda la vida y no nos hemos percatado.

Ocurrió en el último pleno. En los primeros 45 minutos de su desarrollo. Nadie puede decir que estaba harto, cansado, por el desarrollo de la sesión.

Lo contamos con la mitad de la información. Hemos esperado un mes para que nos contestaran. Pero como siempre, ni lo han hecho y mucho dudamos que esta gente se digne cumplir con su deber. Parecidos tienen, pero no nos atrevemos a la comparación explicita no sea que se nos enfade el President.

Nos referimos en primer lugar a la aprobación, o no, por el pleno, de las alegaciones que habíamos puesto en relación a la modificación de la base 30 bis de las bases de ejecución del presupuesto del 2017. Recordamos: se trata de una asignación económica para los gastos de los grupos municipales.

El eje central de las alegaciones se desarrolla sobre la estricta necesidad de una regulación previa a la disponibilidad de los créditos. Según manifestaron, el informe de intervención era claro en la línea de la desestimación de las alegaciones en todos sus extremos, al mismo tiempo que proponía como necesario el desarrollo de una norma o reglamento, aprobado por el Pleno, que regulase esos gastos.

Las alegaciones se desestimaron y con ello la aprobación de la susodicha base 30 bis condicionada a la aprobación de un reglamento que regule los gastos de la citada base.

Parece claro, que estamos ante un Consistorio y una señora interventora que poco o nada saben de lo que significa “honradez”. ¿Acaso puede calificarse de honrado a quien desecha las ideas de los demás y después las propone o aprueba como propias?

Así no, señora interventora. Así no, señores concejales. ¿Qué podemos esperar de Vds.?

El broche final lo puso una señora concejala cuando nos desprecio manifestando que las alegaciones eran un copia/pega. A esta señora lo único que podemos decirle: ¿en 27 meses aún no ha aprendido a leer los expedientes?

En segundo lugar nos debemos referir al desarrollo del punto de aprobación de la cuenta general del 2016. A este expediente también habíamos presentado alegaciones. Las únicas.

Según la señora interventora se deberían aceptar parcialmente las ordinales 9 a 11, 13, 16 y 20. Así se acepta, de forma unánime, por el pleno. Solo por estas alegaciones podemos manifestar que la cuenta general no es fiel reflejo de la situación económica del Ayuntamiento. Por esto la señora interventora se niega a cumplir con su obligación de información sobre la fidelidad de las cuentas.

Cuando se habla de la aprobación, o no, de la cuenta general, el señor portavoz de SísePuede!ACM manifiesta que su grupo, dada la gravedad de las irregularidades que tiene la cuenta unido a otras causas, se abstendrán en su aprobación. Y así, efectivamente, sometida a votación, da como resultado de 5 votos a favor (Equipo de Gobierno), 7 en contra (PP y C´s) y 5 abstenciones (PSOE, Sí sepuede e IU): es decir, se rechaza la aprobación de la cuenta general del 2016. Cuando la señora presidenta y el Sr. Bayarri se dan cuenta del resultado piden se produzca otra votación, pues el grupo de IU-Podemos quieren cambiar el sentido de su voto.

Sin ninguna objeción por parte del señor secretario se realiza una segunda votación en la que el grupo de concejales de IU-Podemos cambia de signo su voto al objeto de que el resultado fuera positivo.

Señor secretario y señora presidenta, al permitir esa duplicidad de votación, se cubren Vds. de gloria. Señores de IU-Podemos, Vds. sí lo tiene claro. ¿Qué podemos esperar los ciudadanos de un consistorio y unos técnicos que así se comportan, además de observar que todos han cumplido, fiel y sobradamente, el principio de Peter?

Después de estas gloriosas actuaciones el pleno se prolongó durante 7 horas más.

En Valdemorillo, a 22 de octubre de 2017

La Junta Directiva