¡Qué Canal!

Si Isabel II levantara la cabeza, Sta. Engracia 125 se quedaría vacía.

Como es bien sabido, el P.AN.V es un partido de ámbito local que, de forma general, solo toca temas locales, de Valdemorillo. ¿Qué pintamos entonces sacando y opinando sobre el tema Canal, ahora candente, por las actuaciones de lo que ha sido su cúpula directiva?

Muy simple, y de forma súper rápida: Valdemorillo, sus vecinos consumimos al año en el entorno de 2 Hm3 de agua (que son 2.000.000 de m3), lo que supone haciendo números, también rápidos, un negocio de 4 millones de euros al año. Repetimos, son números medios y ya se sabe lo que pasa cuando tenemos tarifas de agua difícilmente comprensibles para personas racionales. Con esta información, un negocio de 4 mill. € al año donde intervienen el Canal y Ayuntamiento, creemos que nos da pie para en estos momentos realizar nuestro análisis y comentarios.

Pero es que además:

Debemos recordar que en el año 2014, y por la iniciativa de cuatro Entidades Urbanísticas que recurrieron los convenios subscritos entre el Canal, la Comunidad de Madrid y el ayuntamiento de Valdemorillo en el año 2012, estas instituciones, para escapar a la acción de la Justicia, anularon los citados convenios del 2012 y establecieron unos nuevos dejando de esta forma la denuncia presentada sin objeto jurídico. ¿Que tipo de administración son esas que hacen esto con sus ciudadanos? En cualquier país democrático los responsables de esta forma de actuar estarían desterrados de por vida en lo mas recóndito de la Siberia estalinista.

Tampoco debemos olvidar que en la año 2015 el ayuntamiento de Valdemorillo en connivencia con el Canal de Isabel II y con las Juntas directivas de las Urbanizaciones, Puentelasierra y Cerro Alarcón presentaron a los vecinos la propuesta de firmar unos convenios en los que, según se decía, se podría conseguir una reducción en los precios de licitación del 35 %. Los proyectos significaban IVA no incluido los importes de 3,6 y 8 millones respectivamente. En estos momentos vemos en todos los medios de comunicación las razones de por qué podía pasar eso.

Desde el año 2005 el Canal y el Ayuntamiento, en base a un convenio, vienen cobrando a los vecinos del Casco Central Urbano y de Cerro Ampliación lo que han venido en llamar cuota suplementaria que en un inicio era de 0,15 €/M3 y que se ha venido incrementando hasta llegar cerca de los 0,20 € en estos momentos, dinero del que no se sabe quien lo cobra: El Ayuntamiento dice que lo cabra el Canal y éste que lo cobra el primero, ni tampoco como se ha venido utilizando.

Pero aun hay mas, en el convenio firmado en el 2012, al que hacemos referencia mas arriba, publicado en BOCM, ver

http://w3.bocm.es/boletin/CM_Orden_BOCM/2014/06/30/BOCM-20140630-13.PDF

dice que a 31.12.2011 estaba renovada el 49,35 % de la red y el Ayuntamiento debía al Canal 481.462,01 €.

Cuando dos años más tarde se firma el convenio del 2014, ver

“http://w3.bocm.es/boletin/CM_Orden_BOCM/2014/06/30/BOCM-20140630-13.PDF”, se dice que a 31.12.2013 estaba renovada el 49,35 € de la red y se debía al Canal 936.991,91 €.

Es decir: se ha recaudado, quien lo haya hecho (a los vecinos se lo cobra el Canal y este no lo ingresa en las arcas municipales, así lo dicen las cuentas) dos años de cuota suplementaria, no se ha realizado ninguna renovación y se ha incrementado la deuda con el Canal en 455.529,9 €. ¿Alguien lo puede explicar?

En el P.AN.V tenemos claro que en el Ayuntamiento nadie lleva el control de lo que está pasando. Esto lo demuestra la Cuenta General, documento oficial que lo debería de recoger y no lo hace. Ya sabemos lo que pasa cuando no hay control: caso Gürtel, caso Auditorio, caso Púnica,……,, y el ultimo, caso Lezo.

Por esto hemos pedido oficialmente al Ayuntamiento que queremos ver. Por un lado los proyectos ejecutados en relación a la renovación de red (201701514/2017.03.29) y por otro lo recaudado en concepto de cuota suplementaria, empleos y saldos (201701513/2017.03.29)

Visto lo que en estos días nos están enseñando, visto la negativa que siempre ha mostrado este Ayuntamiento en mostrar estos datos, la deducción es evidente: Ni el Ente público Canal de Isabel II, ni Canal de Isabel II Gestión, SA. ni la Comunidad de Madrid, ni el ayuntamiento de Valdemorillo nos merecen la mínima confianza.

La Junta directiva.

Valdemorillo, a 22 de abril de 2017