Mes: octubre 2017

Sin vergüenzas

Sin cortarse, sin ruborizarse. Posiblemente lo han hecho toda la vida y no nos hemos percatado.

Ocurrió en el último pleno. En los primeros 45 minutos de su desarrollo. Nadie puede decir que estaba harto, cansado, por el desarrollo de la sesión.

Lo contamos con la mitad de la información. Hemos esperado un mes para que nos contestaran. Pero como siempre, ni lo han hecho y mucho dudamos que esta gente se digne cumplir con su deber. Parecidos tienen, pero no nos atrevemos a la comparación explicita no sea que se nos enfade el President.

Nos referimos en primer lugar a la aprobación, o no, por el pleno, de las alegaciones que habíamos puesto en relación a la modificación de la base 30 bis de las bases de ejecución del presupuesto del 2017. Recordamos: se trata de una asignación económica para los gastos de los grupos municipales.

El eje central de las alegaciones se desarrolla sobre la estricta necesidad de una regulación previa a la disponibilidad de los créditos. Según manifestaron, el informe de intervención era claro en la línea de la desestimación de las alegaciones en todos sus extremos, al mismo tiempo que proponía como necesario el desarrollo de una norma o reglamento, aprobado por el Pleno, que regulase esos gastos.

Las alegaciones se desestimaron y con ello la aprobación de la susodicha base 30 bis condicionada a la aprobación de un reglamento que regule los gastos de la citada base.

Parece claro, que estamos ante un Consistorio y una señora interventora que poco o nada saben de lo que significa “honradez”. ¿Acaso puede calificarse de honrado a quien desecha las ideas de los demás y después las propone o aprueba como propias?

Así no, señora interventora. Así no, señores concejales. ¿Qué podemos esperar de Vds.?

El broche final lo puso una señora concejala cuando nos desprecio manifestando que las alegaciones eran un copia/pega. A esta señora lo único que podemos decirle: ¿en 27 meses aún no ha aprendido a leer los expedientes?

En segundo lugar nos debemos referir al desarrollo del punto de aprobación de la cuenta general del 2016. A este expediente también habíamos presentado alegaciones. Las únicas.

Según la señora interventora se deberían aceptar parcialmente las ordinales 9 a 11, 13, 16 y 20. Así se acepta, de forma unánime, por el pleno. Solo por estas alegaciones podemos manifestar que la cuenta general no es fiel reflejo de la situación económica del Ayuntamiento. Por esto la señora interventora se niega a cumplir con su obligación de información sobre la fidelidad de las cuentas.

Cuando se habla de la aprobación, o no, de la cuenta general, el señor portavoz de SísePuede!ACM manifiesta que su grupo, dada la gravedad de las irregularidades que tiene la cuenta unido a otras causas, se abstendrán en su aprobación. Y así, efectivamente, sometida a votación, da como resultado de 5 votos a favor (Equipo de Gobierno), 7 en contra (PP y C´s) y 5 abstenciones (PSOE, Sí sepuede e IU): es decir, se rechaza la aprobación de la cuenta general del 2016. Cuando la señora presidenta y el Sr. Bayarri se dan cuenta del resultado piden se produzca otra votación, pues el grupo de IU-Podemos quieren cambiar el sentido de su voto.

Sin ninguna objeción por parte del señor secretario se realiza una segunda votación en la que el grupo de concejales de IU-Podemos cambia de signo su voto al objeto de que el resultado fuera positivo.

Señor secretario y señora presidenta, al permitir esa duplicidad de votación, se cubren Vds. de gloria. Señores de IU-Podemos, Vds. sí lo tiene claro. ¿Qué podemos esperar los ciudadanos de un consistorio y unos técnicos que así se comportan, además de observar que todos han cumplido, fiel y sobradamente, el principio de Peter?

Después de estas gloriosas actuaciones el pleno se prolongó durante 7 horas más.

En Valdemorillo, a 22 de octubre de 2017

La Junta Directiva