Mes: septiembre 2017

Falsa, como el duro sevillano

Como en años anteriores, nos enfrentamos ante una cuenta general que de lo único que puede presumir es de no reflejar fielmente la realidad económica del Ayuntamiento de Valdemorillo.

Ante esta realidad, tozuda, que se repite año tras año sin que nadie en el Ayuntamiento haga nada para solucionarlo, el P.AN.V, fiel a sus principios ha dejado constancia de los problemas que, en nuestros modestos conocimientos, hemos podido observar. (Ver documentos entregados).

Con la presente queremos dejar constancia de los puntos generales más significativos a través de los cuales se derivan el resto de los problemas:

Primero de todo, debemos manifestar que el Ayuntamiento incumple en lo más básico de la formalidad: La cuenta general se presenta a la Comisión Especial de Cuentas sin expresar en el expediente lo que la normativa les exige, “manifestar de forma explícita que esta cuenta general refleja la imagen fiel de la situación económica del Ayuntamiento”; En la cuenta general brillan por su ausencia las notas aclaratorios sobre aquellos aspectos más significativos y/o que no estén claros, de esta forma se quiebra uno de los objetivos básicos de la cuenta general, que sea entendible por los ciudadanos; En la formulación del Balance y la Cuenta de Resultados no se siguen las instrucciones contables, razón por la cual es difícil identificar qué cuentas de las que aparecen son las que tienen saldo; Y por si lo anterior fuera poco, se presenta fuera de los plazos legales.

Ante estos aspectos generales, ningún concejal ha dejado patente su disconformidad. Ni un voto en contra.

En segundo lugar, detectamos que no se siguen los procesos contables de forma rigurosa de tal forma que hay cuentas financieras que no recogen lo que deberían, lo que provoca que los saldos que se trasladan al Balance, a la Cuenta de Resultados, al Patrimonio Neto y a la Variación de Flujos de Efectivo no se correspondan con la realidad, falseando sus saldos y por consiguientes las conclusiones que, a través de ellas, se puedan deducir.

En tercer lugar, de la cuenta general se puede deducir que el Ayuntamiento no dispone de un inventario de bienes y derechos que pueda entenderse actualizado, así: No se sabe los bienes que están dados en concesión administrativa a la empresa privada tales como el parking público de la C/. La Paz, el edificio de Plainco, la plaza de toros y el colegio Zola; No existe inventario del Patrimonio Público del Suelo; No existe inventario separado relacionado con las infraestructuras del agua; No aparece en el inmovilizado no corriente la inversión financiera en el capital social del Canal de Isabel II Gestión. Consecuencia de todos estos problemas anterior, de esta anormal opacidad, podríamos estar alimentando las cuentas de los investigados por los casos Gürtel, Púnica y/o Lezo. No podemos olvidar que empresas involucradas en estos casos han trabajado creando inversiones para el Ayuntamiento tales como Licuas, Arpegio, Canal y Teconsa.

Esta falta de inventario y consecuentemente de su amortización nos podría estar ocultando una descapitalización del Ayuntamiento que, por cierto, ya se observa en ciertos inmovilizados tales como vehículos, callejero, y algunos edificios instalaciones e infraestructuras cuya situación se muestra penosa o inoperante. En otras palabras, la cuenta de Resultado no refleja la realidad y este déficit de fidelidad se traslada al Balance y, dentro de este, al Patrimonio Neto.

En cuarto lugar, reincidiendo sobre el inmovilizado debemos manifestar que es penoso que como tal inmovilizado material aparezca una partida con valor negativo, como consecuencia de una amortización de terrenos lo cuales no existen dentro del grupo. Este signo negativo, independientemente de su valor absoluto, debería alertar a cualquiera, de que en esta cuenta general hay algo que está mal, muy mal.

En quinto lugar, el Balance, no recoge toda la deuda que es exigible. No podemos ver cuál es la deuda con AFAR 4, debida al incumplimiento por parte del Ayuntamiento del Convenio Prado Colladillo-Las Portaleras; Tampoco la deuda con la Hacienda Pública debido a excesos de ingresos en ejercicios pasados; Tampoco la situación deudora o acreedora con el Canal. Tampoco los fondos o garantías prestados en metálico y con carácter de largo plazo, salvo que estos, en una acción claramente irresponsable, se hayan devuelto.

Finalmente, en el documento resuntivo cobros pendientes de ejercicios cerrados se observa un incremento de los saldos de este concepto por valor de más de 0,5 millones €, correspondientes a saldos de los ejercicios 2003 a 2012. Esto, que en un principio resulta claramente positivo, es difícilmente entendible que después se incluyan, en su totalidad, en los saldos de dudoso cobro y todo ello sin ningún tipo de explicación o anotación marginal lo que alienta cualquier tipo de especulación.

Por todo ello, el P.AN.V cree que esta cuenta general no se merece la aprobación de ningún concejal responsable y coherente. El voto favorable solo podrá entenderse bajo la sospecha de querer esconder irregularidades.

Urgen las acciones de corrección de todas las irregularidades y anomalías que se observan en esta cuenta general y todo ello previo a su aprobación.

La Junta Directiva.

Valdemorillo, el 13 de septiembre de 2017

Documentos adjuntos:

20170816 – Alegaciones

20170830 01 – Alegaciones

20170830 02 – Alegaciones

20170901 – Alegaciones