Mes: agosto 2017

Memoria volátil

Alguien debería revisar las condiciones de trabajo de los concejales de Valdemorillo. Alguna influencia magnética les está afectando, de forma muy significativa, la memoria.

Hace ya más de dos años cuando los actuales concejales de la corporación juraron o prometieron cumplir y hacer cumplir las leyes. Parece que lo han olvidado.

En el anterior pleno, celebrado el 17 de julio, la mayoría de ellos o votaron en contra o se abstuvieron en la votación que significaba cumplir la normativa. Se discutía el aceptar unas alegaciones de P.AN.V donde nos oponíamos, suponemos que lo mismo que proponían el resto de los partidos que forman el gobierno, a la transmisión telemática a los concejales de datos del registro general. Votaron en contra: La representante de C´s, la del POSE, los tres concejales de Sí se puede: ACM y la de IUCM-Los verdes. Se abstuvieron los concejales del PP. En conclusión, con 7 votos en contra, 8 abstenciones y 5 a favor aprobaron desestimar las alegaciones y en consecuencia aprobaron saltarse la ley aun contando con el informe favorable del asesor jurídico, el secretario, a la postura manifestada por el P.AN.V. en sus alegaciones.

Nos acusaron, informáticamente hablando, de estar en el siglo XIX. Y posiblemente lo estemos. Pero ya que ellos se dicen estar en otro estado más avanzado solo les exigimos que pongan en práctica sus conocimientos del siglo XXI de tal forma que el Ayuntamiento nos garantice a los ciudadanos que los datos que transmita vía telemática solo lo vean los concejales. Solo ellos y nadie más. Solo pedíamos esto. Y esto es cumplir lo que dice la Ley.

Exigir esto parece que molesta a algunos miembros del consistorio por lo que están dispuestos a incumplir lo más básico en democracia, lo que juraron o prometieron el 13 de junio de 2015 cuando tomaron posesión. Si no quieren cumplir, lo que se supone hicieron con total libertad, que se vayan, la puerta la tienen abierta.

Colateralmente, al asunto principal anterior, se discutía el concepto de urgencia. Había quien nos acusaba de que exagerábamos con este concepto, que no había tal votación de urgencia y por tanto no entendía la inexistencia de los correspondientes informes técnicos o jurídicos.

Y es que desde que rompieron el pentapartito la mayor parte de los acuerdos vienen precedidos de la votación de urgencia. Es decir, vía moción. No importa que los hayan presentado o discutido en lo que llaman Junta de Portavoces que celebran dos días antes del pleno. Si no vienen de forma explicita reflejados en el orden del día hay que presentar la moción con su correspondiente votación de urgencia. Así, lo que este equipo de gobierno o los anteriores no han realizado en los últimos 25 años, ahora se convierte en urgente. Así se ha convertido en urgente en el pleno de junio, la aprobación de unos pagos de gastos a los grupos municipales cuestión que habían discutido en la correspondiente junta de portavoces del mes de mayo pero que después retiraron la moción. Se ha convertido en urgente la disposición de despachos para los concejales. Quien ha tenido 20 años para ponerlo a disposición y no lo ha hecho, ahora lo exige con urgencia.

Podemos decir a los miembros de este consistorio, pero muy especialmente a los de la oposición que el uso que están haciendo de las mociones, (urgencia), es una perversión y abuso de la Ley y como tal podemos decir que es un fraude de ley. La alternativa la tienen en la petición formal de inclusión de puntos en el orden del día y si esta alternativa no cuela, la petición formal con 1/3 de los concejales pueden exigir la convocatoria de un pleno extraordinario con sus respectivos puntos del orden del día, ante lo cual la señora alcaldesa no puede negarse. Si se dan prisa y se organizan hasta podrían celebrar 4 plenos extraordinarios antes de final este año. Y cuatro más en el 2018.

El pleno termino, a las 1:15 horas de la madrugada manifestando el equipo de gobierno, ante pregunta realizada por P.AN.V, que los índices de criminalidad han bajado muy significativamente, aun a pesar de la disminución del personal activo en la Policía Municipal.

En Valdemorillo, el 15 de agosto de 2017

La Junta Directiva.