Mes: febrero 2016

Las supuestas bondades del presupuesto municipal

Dime de qué presumes y te diré de qué careces. Reza el refrán español.

El pasado uno de enero a las 23.00 el Sr. Bayarri soltaba, en las redes sociales, una de sus largas peroratas, en este caso sobre la frustrada y frustrante sesión plenaria del 29 de diciembre donde ni siquiera se dignó tomar la palabra para defender su trabajo, el presupuesto municipal. En una de sus frases, decía:. “Hemos escuchado a la parte acusadora y en breve se me verá ejercitar el 24.2 CE

Pues bien, llegado el expectante momento solo le hemos visto y oído defender los presupuestos en los siguientes términos:

La primera bondad o característica fundamental que tiene este presupuesto es que es un presupuesto orgánico. Cada concejalía tiene su propio presupuesto.

Y es cierto. Pero también es cierto que de los 39 programas que tiene el presupuesto en solo 3 de ellos intervienen más de una concejalía. Como bien decía el paisano: “para este viaje no son necesario alforjas”. Puede quedar muy bonito, pero no sirve para nada. Liarlo por liarlo sin que ello nos dé una información adicional o ello suponga una mejora en la gestión. Puro ruido.

Son los presupuestos del rescate, dice su padre putativo.

Puede serlo, pero si no saben cuál es la deuda, ni tienen el mínimo interés en saberlo, difícilmente podemos rescatar algo que no sabemos que es. Y es que en los presupuestos ni siquiera se contiene, de forma fiel, cual es la deuda a la que tiene que hacer frente el presupuesto municipal.

Si con eso de rescate se quiere referir al rescate de los ciudadanos, solo decir que el “Área de gasto 2.- Actuaciones de protección y promoción social” ha pasado a tener un total de previsión de gastos de 163 mil euros, cuando en el 2015 tenía una previsión de 298 mil euros. Eso del rescate tampoco se entiende por esta vía, salvo que se refiere a su propia economía particular.

Sobre el asunto del límite de gasto no financiero, El Sr. Bayarri manifiesto, de forma prepotente, que la Ley Orgánica 2/2012 es una ley retrograda e irracional y por consiguiente siguiendo los pasos de los ayuntamientos de Madrid, Valencia y Barcelona este Ayuntamiento no la va a cumplir.

Y efectivamente, en ningún momento citó cual ese límite de gasto al que obliga definir la citada Ley. Dice literalmente en su artículo 30.1…”Las Entidades Locales aprobarán, […] un límite máximo de gasto no financiero, coherente con el objetivo de estabilidad presupuestaria y la regla de gasto, que marcará el techo de asignación de recursos de sus Presupuestos.” Todo es interpretable, según dicen. Pero no parece que este asunto de para más interpretación que lo que literalmente dice.

Esta transgresión de la ley es altamente preocupante porque lo que está haciendo el equipo de gobierno es una clara incitación y provocación a la desobediencia fiscal, a la objeción, a la insumisión fiscal. Si ellos no cumplen la Ley porque no les gusta, los ciudadanos podríamos decir lo mismo con la ley del IRPF, del IVA, del IBI, del ICIO, de la plusvalía, etc., etc. ¿Le parecería bien, Sr. Bayarri? ¿Les parecería bien a todos los miembros del equipo de gobierno, que los ciudadanos de Valdemorillo nos declarásemos insumisos? Pues con su actitud lo están provocando.

Tenemos un presupuesto participativo. En este proyecto hemos realizado un gran esfuerzo.

No nos cabe la menor duda que en eso de los presupuestos participativos han gastado muchas de horas de trabajo. Pero se olvidan que al mismo tiempo desprecian a los que de forma legal y desinteresadamente pretenden participar en la mejora del presupuesto y a los que solo transmiten el mayor desprecio no contestando las alegaciones que de forma rigurosa han presentado.

A unos nos exigen ser mayores de edad para poder participar y que nos restrinjamos nuestra labor de participación a exponer que una partida tiene asignado crédito insuficiente o que no existe partida para realizar una función determinada y obligada por ley, como puede ser, por ejemplo, la falta del servicio de agua potable para más del 50 % de la población de Valdemorillo. Ante esta situación resulta curioso y llamativo que permitan que menores de edad, niños de 14 a 17 años, puedan acordar que el Ayuntamiento haga actuaciones por valor de 100.000 euros. ¿Paradoja de la vida o inutilidad de quien nos gobierna?

En fin, Sr. Bayarri y todo el equipo de gobierno, el P.AN.V no pretende que nos agradezcan nuestra participación en los presupuestos municipales, los legales, no los otros. Solo nos gustaría que todos Vds. cumplan la Ley y nos den contestación motivada a cada una de nuestras alegaciones.

El Sr. Bayarri se olvidó decir y reconocer que los presupuestos, que deberían haber estado publicados antes del 31 de diciembre, a fecha 21 de enero aún no estaban aprobados. Equipo altamente eficiente que para reírse de todos nosotros, y para colmo de la desvergüenza, han nombrado interventor accidental, al de siempre, a ese que, desde enero del 2008, nos ha engañado con las cuentas.

En el fichero adjunto se resume, a nivel de referencias básicas, en qué se pretenden gastar, en el 2016, 10 millones de euros, y de donde obtienen los recursos.

panvweb20160212_01panvweb20160212_02

La Junta Directiva

Valdemorillo, 12 de febrero de 2016