Categoría: Comunicaciones ciudadanas

Sección en la que puedes consultar las comunicaciones dirigidas para el conocimiento general de los ciudadanos de Valdemorillo.

Solo exigimos nuestros derechos

El incumplimiento de la Ley por parte de este consistorio y la consecuente falta de información solo nos lleva a la hipótesis de que algo tienen que esconder, algo inconfesable que les lleva, con su actitud, a burlarse de los vecinos.

Ya en febrero pasado nos interesamos por los pagos que se habían realizado a los Grupos Municipales en el ejercicio 2017.

Ante el silencio y la falta de información sobre el presupuesto del ejercicio 2017 y su correspondiente cuenta general que deberían haber presentado antes del uno de junio de los corrientes, y no lo han hecho, en octubre pasado reiteramos el acceso a esta información, que, aunque en su importe no es, no debe ser, muy significativa, si lo es por lo que representa o puede representar.

A pesar de todo, a fecha de hoy, nada hemos recibido por lo que hemos decidido reiterar por tercera vez el acceso a esta información que creemos que debe ser conocida por todo ciudadano que en ella esté interesado.

 

 

Este Consistorio, formado por los 17 concejales y los dos técnicos que habitualmente asisten a las sesiones plenarias, ha convertido a Valdemorillo en un paraíso legal. Ni las Leyes Nacionales ni las Leyes Regionales son aplicadas en Valdemorillo. ¡Y NO PASA NADA!, HASTA QUE UN DIA PASE.

 

Valdemorillo, 5 de diciembre de 2018

La Junta Directiva

¿Chanchullo?, no. Chanchullo, sí.

En el último pleno el consistorio resolvió, desestimándolas, las alegaciones que habíamos presentado ante el bochornoso y vergonzoso acuerdo de asignación económica a los grupos municipales.

El acuerdo se resolvió con los votos a favor de los populares de derechas y los populistas de izquierdas con la abstención del resto de los concejales: los del Gobierno, del PSOE, de Ciudadanos y el concejal no adscrito, quienes con su abstención se pusieron a favor del voto afirmativo.

Pero de forma expresa nos queremos referir a lo manifestado por la Sra. Ruiz, concejala de Ciudadanos, quien de forma expresa dijo que “somos 17 concejales, no 19. Aprendan Vds. a contar” Manifestación que nos lleva a la conclusión de que esta señora y/o quienes le asesoran o tienen mala fe, o necesitan un curso de lectura y de entendimiento o interpretación de lo que leen ya que nosotros jamás hemos manifestado que el Consistorio esté formado por 19 concejales.

Al señor secretario también le invitamos a que lea sus propios informes y sobre todo lo que en referencia a las ordenanzas dice el artículo 70.2 de la Ley de Bases del Régimen Local. Verá que nada dice sobre la fiscalización y sí sobre que la ordenanza se aplicara una vez publicada ésta en el BOCM. Vemos aquí que el Consistorio vulnera de forma clara lo que dicta la citada norma. ¡Los 19 miembros del consistorio han convertido a Valdemorillo en un paraíso legal!

En el P.AN.V sabemos, somos muy conscientes que, en lo referente a la administración local tenemos mucho que aprender, pero tenemos que lamentarnos de no encontrar ningún maestro entre los 19 miembros que en la actualidad forman la mesa del pleno, salvo que solo queramos aprender desde las perspectivas de lo negativo, de lo que nunca se debe hacer. Bajo esta perspectiva sí encontramos grandes maestros.

La Junta Directiva

Valdemorillo, 25 de noviembre de 2018

Esto es lo que tenemos en Valdemorillo

Un grupo de concejales que, con su voto positivo unos y el resto con su abstención, nos están diciendo que con una dotación presupuestaria de 237.327,80 € son capaces de pagar un gasto de 507.522,38 €.

A juzgar por lo manifestado en el pleno del 19 de julio pasado, el interventor, habilitado nacional, D. Antonio Ramón Olea Romacho, es de la misma opinión, pues según las citadas manifestaciones este señor propone al pleno la desestimación de las alegaciones presentadas por nosotros. La motivación que da el interventor y en la cual basan su votación los concejales es que “las alegaciones no se someten a lo estipulado en el artículo 22.2 del Real Decreto 500/1990”.

Al objeto de que quien esto lee pueda tener su propio criterio, dice el citado artículo 22.2:

“Únicamente podrán establecerse reclamaciones contra el presupuesto:

  1. A) Por no haberse ajustado su elaboración y aprobación a los trámites legales
  2. B) Por omitir el crédito necesario para el cumplimiento de obligaciones exigibles a la entidad loca, en virtud de precepto legal o de cualquier otro Titulo legitimo (artículo 151.2, b), LRHL).
  3. C) Por ser de manifiesta insuficiencia los ingresos con relación a los gastos presupuestados o bien estos respecto a las necesidades para las que estén previstos (articulo 151.2, c), LRHL).”

Debemos aclarar que la LRHL es una ley derogada por el Real Decreto Legislativo 2/2004, que en su artículo 170.2 expresa lo mismo que el RD 500/1990. Parece ser que el señor interventor, aun siendo una norma muy posterior no la conoce.

Lo que nosotros decíamos en nuestras alegaciones era que: Ver texto de alegaciones en ANEXO

“Por un lado el presupuesto del 2018 (que es la prórroga del 2017) adolecía de un grave error: No se puede prorrogar el presupuesto de una partida de inversión si esta había sido ya realizada. Lo que para nosotros encajaría perfectamente en el epígrafe A) del RD, también en el epígrafe a) del artículo 170.2 del RDL

Por otro lado, parece meridianamente claro que el saldo final del crédito para el pago de los intereses en el 2018 (que resultaba ser de 237.327,80 €), es insuficiente para hacer frente a los pagos que exigía el Juzgado los cuales, siguiendo sus propios criterios para el año ejercicio 2018, serian de 507.522,38 €”

Lo que para un niño de primaria sería muy claro: 237 mil € es menor que 507 mil € y por consiguiente nunca se podrá pagar con la consignación presupuestaria aprobada, en su integridad, lo que exige el juez, no lo es para ningún concejal del consistorio ni tampoco para el interventor municipal.

¿Será que ninguno de ellos, señores concejales y señor interventor, ha superado los conocimientos mínimos que se exigen en una enseñanza básica?, ¿o será que actúan de mala fe?

Sobre la primera alternativa, conocimientos mínimos, que los propios concejales e interventor se manifiesten. En todo caso, con la decisión tomada sobre el asunto desgraciadamente no lo demuestran.

Sobre la segunda alternativa, sí podemos manifestarnos en relación con la actitud de la señora concejal Dña. Pilar López Partida que, vehementemente y con una cierta sorna, nos vino a decir que “dejáramos de poner alegaciones pues siempre eran desestimadas por los interventores”. Y efectivamente, lleva toda la razón. Es la práctica habitual que siguen o han seguido los interventores de este Ayuntamiento. Pero ello no significa que siempre tangan razón. A esta señora concejala le debemos recordar un par de ocasiones en las que los informes de los interventores estaban muy lejos de ser profesionales. Hay muchas más.

Una, cuando el interventor manifestó, apoyado por el arquitecto y el secretario municipal, que era correcto incrementar un presupuesto de obra en más de 61 millones de Ptas., porque sí, por la cara. El tribunal les puso a caer de un burro y declaró el incremento improcedente y nulo. No obstante, la Sra. López Partida, en contra de los intereses del Ayuntamiento, anunció al Tribunal Supremo el recurso de casación.

Otra, cuando en más de una ocasión le habíamos manifestado que las cuentas del Ayuntamiento estaban falseadas en nada más y nada menos que del orden de 4 millones de €. El entonces interventor desestimaba las alegaciones porque las cuentas eran totalmente correctas, según manifestaba. La realidad terminó imponiéndose y la Sra. López y el entonces interventor accidental no tuvieron más remedio que promover una revisión y ajustes de los saldos contables mantenidos deliberadamente falsos para evitar la intervención del Ministerio de Hacienda.

Solo nos queda esperar que cuando se encuentren con una insuficiencia de crédito para hacer frente a los pagos sobre intereses que el juzgado determina pagar en este ejercicio lo pongan de su bolsillo.

En Valdemorillo, 19 de septiembre de 2018

La Junta Directiva

 

ANEXO

Señora Alcaldesa … así NO

Vd. necesita que le recordemos que ocupa ese puesto para solucionar problemas, no para crearlos

Los comentarios predominantes en los últimos días evidencian la facilidad con la que Vd. crea problemas allí donde no los hay. Pero lo más preocupante es que después no les sabe dar solución. La solución correcta. No la solución política. ¡Y ya van tres!

Ya hace unos días nos referíamos a la facilidad con la que Vd. prescindía de la interventora titular de esta plaza, permitiéndole que se fuera sin dejar la plaza libre. Hacíamos referencia a los derechos que tiene todo trabajador de buscar otras alternativas de trabajo, de buscar su promoción. Frente a ese derecho el Ayuntamiento debería haber hecho valer su derecho y necesidad imprescindible de disponer de la función de intervención sin lapsus de tiempo en los cuales el Ayuntamiento quede bloqueado económicamente.

Ahora nos hemos enterado que la función de intervención se ha cubierto, con todas las limitaciones que ello supone, bajo la modalidad de acumulación. Si mal  no hemos entendido, la acumulación supone que un habilitado nacional con plaza en otro ayuntamiento, El Escorial, pueda dedicar unas horas extras en la plaza que acumula, Valdemorillo. En concreto, el interventor de El Escorial después de haber cumplido su jornada laboral en su ayuntamiento puede dedicar unas tres horas extras trabajando para Valdemorillo.

Y Vd., señora alcaldesa ¿cree que con este tiempo es suficiente para sacar adelante las tareas y responsabilidades de la función de intervención?

Si Vd. lo cree así, permítanos que le digamos que Vd. hace trampas incluso hasta cuando juega al solitario. Si mal está que Vd. se engañe a sí misma, imagínese cuando a quien engaña es a todo el pueblo de Valdemorillo. Si Vd. cree que la acumulación es la solución debemos concluir que o bien la titular de la plaza de Valdemorillo era muy torpe y además se dedicaba a sus labores durante la jornada laboral o por el contrario debemos pensar que el nuevo es un super-interventor.

De momento lo único que está constatado que la titular no fue capaz de realizar un presupuesto para el 2018, tampoco ha sido capaz de presentar en tiempo y forma la cuenta general del 2017, porque a todo seguro no ha sido capaz de solucionar los problemas de la del 2016. Sobre el paracaidista poco sabemos, pero sí algo: Basta ver la cuenta general donde lleva 4 años desempeñando la función de intervención. Si no es capaz de dar contestación a los requerimientos legales suponemos que menos si trabaja bajo acumulación de horas extras.

Señora alcaldesa, somos conscientes que Vd. ha heredado una intervención sin orden ni control, producto de los desmanes y manipulaciones de los últimos 20 años. Pero ante esa situación, que Vd. debería ser muy consciente y conocedora, no ha aportado absolutamente nada para encauzar y organizar una función interventora como exige la ley y Valdemorillo necesita y se merece.

¡Es totalmente inadmisible que por su negligencia al dejar ir a la interventora titular ahora este habiendo problemas en los pagos!

La Junta Directiva

Valdemorillo, 13 de julio de 2018

Estoque de muerte al nombramiento “accidental” de la Intervención Municipal

Y con ello la seguridad de que se ha terminado la frivolidad con la que, de forma reiterada, se ha tratado la función de intervención en los últimos 20 años en el ayuntamiento de Valdemorillo.

No exageramos si decimos, porque es la verdad, que desde julio/1999 hasta el día de hoy, han pasado por Valdemorillo 19 interventores, o funcionarios que como tal firmaban. Curiosamente quien con mucha diferencia ha sido el que más ha durado ha sido un interventor accidental que ha estado desempeñando esta función, de forma ininterrumpida, desde enero/2008, hasta agosto del 2015. De nuevo se reengancho en esta función en febrero/2016 hasta que en junio/2017 se incorporó la última titular de esta plaza, que según la última información ha dejado a esta plaza sola y desconsolada, a su suerte.

El nombramiento accidental, según la norma que lo regulaba, era eso: circunstancial, residual y accidental al cual se podía llegar si se agotaban los recursos a otros tipos de nombramiento de los cuales no hay constancia documental de que así fuera. Es decir, en Valdemorillo se iba la persona titular de ella plaza, o se la echaba pagándola 6 meses de permiso retribuido, y a regalón seguido se hacia el nombramiento accidental en la persona que interesaba.

¿Es este el proceso que se ha pretendido realizar en estos momentos? Lo desconocemos pero sí somos conocedores que el 17 de marzo último se ha publicado el Real Decreto 128/2018 que hace una nueva regulación de los funcionarios habilitados nacionales, cuerpo que incluye a los interventores y por consiguiente los criterios que se han de seguir para los distintos tipos de nombramientos. Además de los nombramientos por concurso establece los nombramientos provisionales, en comisión de servicios, acumulación y también accidentales.

Pero esta norma, que deroga la aprobada por RD 1174/1987, corta de raíz los nombramientos accidentales en Valdemorillo ya que solo permite este tipo de nombramientos en funcionarios dentro del subgrupo A1, es decir, en el caso de Valdemorillo, no hay nadie que cumpla con este requisito. Entonces, ¿por qué se ha dejado ir en comisión de servicios a la actual titular de esta plaza dejando el Ayuntamiento en una situación, desde el punto de vista económico, muy precaria?.

¿Por qué duran tan poco tiempo los interventores que son funcionarios nacionales y tanto los que no lo son? Si esta pregunta se la hacemos a los responsables municipales seguro que contestan que la razón es que estos profesionales buscan otros puestos con mas remuneración. Es posible que lleven razón, pero ¿un sueldo de Director General, es decir, grupo A1/nivel 30, en un municipio de 13.000 habitantes con una remuneración anual de 57.108,56 €, más antigüedad, es un sueldo bajo? Compare y juzgue.

En cualquier caso el funcionario está en su derecho buscar otros puestos de trabajo. Si quiere ejercerlo que lo haga pero con todas las consecuencias y no dejando el puesto reservado hasta que le apetezca dejarlo libre. Pero también está el Equipo de Gobierno que tiene la obligación de mantener el servicio de intervención de forma permanente y en óptima situación de desarrollo.

Nosotros creemos que hay otros problemas que los sucesivos gobiernos municipales nos han escondido, engañándonos de forma deliberada e interesada. El actual Equipo de gobierno, que ha dejado ir a la persona titular de este puesto debe dar explicaciones. Ya hizo lo mismo, estando en funcionamiento el pentapartito en febrero del 2016, y no queremos que pase lo mismo que en aquella ocasión: ninguna explicación.

La Junta Directiva

Valdemorillo, 19 de junio de 2018

Las veleidades se pagan caras

La falta de seriedad y rigor en el gasto publico siempre pasa factura. ¡Pero como la paga el PUEBLO!

Seguro que los lectores recordaran el Tripartito. Aquel famoso pacto del PSOE, con Progresistas de Valdemorillo y Nuevo Valdemorillo y que gobernó Valdemorillo desde junio/2003 hasta que en septiembre/2004 fue derrocado por una moción del Partido Popular.

En este corto espacio de tiempo el tripartito fue capaz de arrancar un negocio ruinoso que los valdemorillenses estaremos pagando hasta el año 2026.

Seguro que se recordara del famoso convenio urbanístico de Prado Aulencia, que se coció y guiso en plena fiesta de San Blas del 2004. En base a ese Convenio el titular de los terrenos de Prado Aulencia ingresó en las arcas municipales 600.000 €, importe del primer pago comprometido. Sirvió para pagar la gran fiesta de San Blas 2004 y otras alegrías.

La moción de censura presentada por el Partido Popular confirmo aquello de “salimos de Málaga y nos metimos en Malagón. A renglón seguido propuso una mejora del citado convenio que lo llamo, por aquello del despiste, Convenio Prado Colladillo-Las Portaleras. Y los ingresos en caja pasaron hasta un montante total de 5.446.361,74 €. Corría el año 2005.

Y los años han corrido pero el Partido Popular, con Pilar López Partida a su cabeza y gobernando el Ayuntamiento se ha dormido en los laureles y no ha cumplido los compromisos del convenio. Como consecuencia, el 16 de abril de 2015, (es curioso, un mes antes de las elecciones municipales, lo que la entonces alcaldesa oculto de forma descarada) el titular de los terrenos implicados reclamó al Ayuntamiento la devolución de 5.446.361,74 € que había pagado contra unas prestaciones que el Ayuntamiento nunca cumplió.

Ni la entonces alcaldesa, Pilar López Partida, ni el nuevo gobierno, el pentapartito, surgido de las citadas elecciones y que había tomado posesión el 13 de junio nunca contestó al requerimiento por lo cual AFAR 4 recurrió al Contencioso. El Tribunal ha dictado la sentencian 9/2017, de 16.01.2017, condenando al Ayuntamiento a pagar el principal, 5.446.361,74 €, más los intereses desde el requerimiento de fecha 16.04.2015 hasta que se termine de abonar el último euro, que se prevé en mayo del 2026.

La sentencia puede ver en la siguiente dirección, páginas 9 a 14 del documento:

https://docs.wixstatic.com/ugd/d39225_e2ebb896c2304d82b2f08e5cdbc4cdd0.pdf

Esta operación, además de los gastos judiciales, costas de hasta 3.000 €, incluidas, nos costará a los vecinos de Valdemorillo, en lo que se refiere a intereses, la no despreciable cantidad de 1.137.871,87 €, todo ello suponiendo, lo cual es bastante improbable, de que los interés oficiales no suban del nivel actual, es decir del 3,00 %.

Nos resulta curioso o sospechoso que sea ahora, año y medio después, cuando el Consistorio se hace eco de esta sentencia firme y discuta qué intereses hay que pagar y como pagarlos hasta el punto de que la Comisión Especial de Cuentas de 12 marzo pasado decidió no llevar el asunto al Pleno de la Corporación. Vergüenza debería darle a quien con estos hechos pretende parecerse al ex-presidente de la Generalitat Catalana.

Valdemorillo no se merece tanto desprecio tanto en las formas como en el fondo. Es inadmisible mantener hasta el 2026 una deuda contraída desde el año 2004 y encima negarse a cumplir una sentencia judicial. Con 1.1 millones se pueden hacer muchas cosas pero este consistorio prefiere esconder la deuda y pasar de puntillas pagándolo en intereses e hipotecando las dos próximas legislaturas.

La Junta Directiva

Valdemorillo, 15 de junio de 2018

¿Son los frutos de la comisión de urbanizaciones?

En julio pasado se creó, a propuesta del Grupo Municipal del PP, la Comisión de Urbanizaciones de la cual aún no tenemos ninguna noticia, ninguna conclusión

Desde entonces se vienen sucediendo algún que otro comentario de algunos concejales en relación a las Entidades Urbanísticas, que por su significación, intentamos reproducir y comentar. Somos conscientes de que podemos correr el riesgo de sacarlos del contexto en que se han pronunciado, pero adelantamos que no es nuestra intención.

Una de ellas, que llamó nuestra atención fue:

“Tendremos que tirar de las certificaciones a tenor del artículo 206”

Fue pronunciada por la Sra. López Partida dirigiéndose al señor secretario y refiriéndose a una mecánica para que el Ayuntamiento se haga con la titularidad de las zonas verdes y viales de las urbanizaciones en aquellos casos donde el promotor y propietario de las fincas originarias haya desaparecido.

¿A que normativa se estaba refiriendo la Sra. López? Ningún miembro del Pleno se interesó sobre cuál es esa mecánica y a qué Ley se estaba refiriendo la Sra. López. Se podría suponer que todos los concejales y el secretario entendieron plenamente a que se refería. Nosotros, siendo muy generosos, les concedemos el beneficio de la duda.

Pero debemos recordar que la Sra. López ha estado en el gobierno municipal desde el año 1996, año en que ya estaba planteado el grave problema de la transmisión de las propiedades de las zonas comunes de la mayor parte de las urbanizaciones. Que ahora venga con esta solución nos parece demasiado descarado. Podrá aducir que es este artículo, en su redacción dada en el año 2015, lo que se puede aplicar. Esto no se correspondería a la verdad dado que en su redacción originaria, y que data del 1946, es donde se ha basado una institución religiosa para inmatricular miles y miles de bienes, precisamente hasta el año 2015.

Cabria por tanto preguntarse dónde estebaban la Sra. López y el señor secretario estos años durante los cuales no se ha hecho absolutamente nada para solucionar el grave problema de titularidad municipal de las zonas comunes e infraestructuras de las urbanizaciones en las cuales el propietario lleva años desaparecido. Bueno para ser exactos sí se ha utilizado en una ocasión, fue en el año 2006, aunque desconocemos que recorrido tuvo esta solución.

Según nuestra opinión lleva razón la Sra. López en utilizar esta mecánica. Pero tendrá que justificar porque no lo ha hecho en los 20 años que ha estado en el gobierno. Pongan a trabajar al señor secretario y a los servicios técnicos para sacar este asunto, importante, del atolladero donde estamos metidos.

Otra frase que nos ha impactado, sobre todo por original¿?, fue:

“Esto cuesta un dinero que el Ayuntamiento no tiene”

Pronunciada por la señora presidenta en relación a la recepción de las urbanizaciones.

Sin duda alguna, todo tiene su coste. Pero la señora alcaldesa se olvida que la recepción de las urbanizaciones no es una opción que tenga ni el Ayuntamiento ni la propia urbanizadora o promotora. Es una obligación que el Ayuntamiento no puede ni debe ignorar.

Finalmente, nos sorprendió la manifestación de la Sra. López en el último pleno cuando la oímos decir:

“señora presidenta, ejecute Vd. las sentencias que tiene y realice la recepción de las urbanizaciones”

Sra. López, lleva Vd. razón, las sentencias están para cumplirlas, nos gusten, o no. No hay otra opción, cuesten lo que cuesten. Tiene poco sentido y ninguna coherencia rechazar la renovación del alumbrado público con la escusa de que sería cometer una ilegalidad y por otro lado estar cometiendo ilegalidad de forma continuada al no hacer las respectivas actas de recepción de infraestructuras y la propiedad de espacios de cesión obligatoria de lo que hoy llamamos urbanizaciones.

Por todas estas razones pónganse todos a trabajar y en base al citado artículo 206 y en cumplimiento de las sentencias que existen se formalice el acta de recepción de las infraestructuras y espacios de cesión obligatoria. ¡Es una obligación, no una opción!

La Junta directiva

Valdemorillo, 26 de abril de 2018