Categoría: Parque Infantas

A todos los vecinos de Valdemorillo

Con cierta frecuencia las apariencias nos esconden la más cruda realidad.

Otros, simplemente dirían, las apariencias engañan.

Y es que en Valdemorillo nos han venido bombardeando con la idea de que las “Urbanizaciones” eran unos entes ajenos al Ayuntamiento, ajenos al pueblo. Así se nos ha venido repitiendo: “el Ayuntamiento” y “las Urbanizaciones” como entes totalmente excluyentes; Como que lo que pasaba en las urbanizaciones nada tenía que ver con el Ayuntamiento, o viceversa; Como que los unos eran vecinos y los otros no lo eran tanto. El mensaje ha calado hasta el punto de que es difícil cambiar el lenguaje y pensar en todos cuando se habla de “Pueblo”, cuando se habla de “Valdemorillo”.

¡Una pretendida realidad, totalmente falsa!

Tan cierto es que lo que pasa en el casco central del pueblo de Valdemorillo afecta a las urbanizaciones como que lo que pasa en las urbanizaciones afecta al casco central del pueblo. Esta es una realidad, no de ahora, sino desde el inicio de la existencia de las urbanizaciones.

En este sentido tiene plena justificación y motivación la carta que el Partido Anticorrupción de Valdemorillo buzoneó el pasado seis de marzo a todos los vecinos de la urbanización Parque Infantas, la cual, sin más comentarios sigue a estas líneas.

panvweb2015031601panvweb2015031602

La Junta Directiva

Valdemorillo, 15 de marzo de 2015

La prisa es mala consejera

Si el Ayuntamiento no cumple con sus obligación básicas hacia las Entidades de Colaboración existentes, ¿Qué extraño interés guía a los promotores de una nueva, cuando lo que procedería es la disolución de las existentes?

Reza un sabio refrán español, de esos que no se suelen equivocar: Vísteme despacio que tengo prisa. ¡Y AQUÍ HAY MUCHA PRISA!, tanta, que levanta sospechas.

En el pleno que la Corporación celebró el pasado 19 de enero se aprobó, con los votos favorables del PP y otros, los estatutos de una nueva entidad de conservación en nuestro municipio. ¡Más incautos al club!, por no citar otro calificativo castellano que lo define mejor.

La sucesión de acontecimientos es esclarecedora:

El 6 de diciembre una asamblea, “de no se sabe que”, decide que su junta directiva redacte unos estatutos. Asesorados por el Ayuntamiento los redactan y aprueban en asamblea el 10 de enero. Son inicialmente aprobados por el Pleno del 19 de enero último y publicados en el BOCAM del pasado 17 de febrero. ¡ASOMBROSO! Tanta prisa esconde con total seguridad oscuros intereses.

Y decimos “de no se sabe que” porque tal y como se anuncia en la solicitud al Ayuntamiento, quien la cursa dice ser presidente de la “Urbanización Parque Infantas” como ente jurídico. Hay vecinos que dicen ser una “Comunidad de Propietarios” como si fuera un edificio en régimen de propiedad horizontal, hay otros que manifiestan que son una “asociación de propietarios” y hay quien manifiesta, quizás con un poco mas de puntería, que son una “asociación administrativa”. ABSOLUTA INDEFINICIÓN. Pero no se ha oído a nadie decir que sean una Junta de Compensación. Solo cita esta figura jurídica el señor secretario cuando manifiesta que el proceso administrativo de creación de la entidad de conservación podría ser similar al proceso de creación de una Junta de Compensación.

Decíamos que había quien, con algo más de puntería, lo había llamado Asociación Administrativa. Y es que buceando en las normas legales hemos encontrado un tipo de asociación que se denomina “Asociación Administrativa de Cooperación” pero encontramos una grave contradicción ya que la normativa donde se regula la creación de esta figura jurídica, de forma explícita, determina que “la pertenencia a este tipo de asociación es voluntaria” lo que rompe con el hecho objetivo que nos ocupa y que se origina con una asamblea en la que se priva de voto a un número significativo de personas. Parece evidente que quien no paga es porque se autoexcluye de la asociación.

Para salir de dudas nos hemos personado en el Registro de Entidades Urbanísticas de Colaboración donde debería estar inscrita esa supuesta “Asociación Administrativa de Cooperación”. No lo está.

Concluimos, por tanto, que los vecinos propietarios de la Urbanización Parque Infantas están siendo conducidos a una nueva figura jurídica, desde otra, que nadie sabe que es. Lo que es grave y aún lo es más si vemos las motivaciones que les guían:

Creen que así podrán cobrar a los vecinos morosos por vía ejecutiva del Ayuntamiento. Mal, muy mal informados están.

Creen que así podrán recibir subvenciones del Ayuntamiento. Peor informados están. Que contacten con el resto de Entidades del municipio para que les enseñen las cuentas y vean en cuanto les subvencionan.

Descartamos la existencia de una Comunidad de Propietarios, porque en el Registro de la Propiedad no figura como tal. También la existencia de cualquier tipo de asociación, porque la pertenencia a ellas siempre es voluntaria y aquí no parece haber esa libertad.

Por todo ello, si el Partido Anticorrupción de Valdemorillo fuera uno de los propietarios de esta zona urbana, tendríamos una seria sospecha de que podríamos estar siendo, vilmente engañados, descaradamente estafados e incluso hasta coaccionados. Pero si tenemos claro una cosa: el equipo de gobierno de Valdemorillo no defiende los intereses de sus vecinos.

¡Vecinos, despertad!, si no queréis ser engañados.

La Junta Directiva

Valdemorillo, 05 de marzo de 2015