Categoría: Contabilidad municipal

Solo exigimos nuestros derechos

El incumplimiento de la Ley por parte de este consistorio y la consecuente falta de información solo nos lleva a la hipótesis de que algo tienen que esconder, algo inconfesable que les lleva, con su actitud, a burlarse de los vecinos.

Ya en febrero pasado nos interesamos por los pagos que se habían realizado a los Grupos Municipales en el ejercicio 2017.

Ante el silencio y la falta de información sobre el presupuesto del ejercicio 2017 y su correspondiente cuenta general que deberían haber presentado antes del uno de junio de los corrientes, y no lo han hecho, en octubre pasado reiteramos el acceso a esta información, que, aunque en su importe no es, no debe ser, muy significativa, si lo es por lo que representa o puede representar.

A pesar de todo, a fecha de hoy, nada hemos recibido por lo que hemos decidido reiterar por tercera vez el acceso a esta información que creemos que debe ser conocida por todo ciudadano que en ella esté interesado.

 

 

Este Consistorio, formado por los 17 concejales y los dos técnicos que habitualmente asisten a las sesiones plenarias, ha convertido a Valdemorillo en un paraíso legal. Ni las Leyes Nacionales ni las Leyes Regionales son aplicadas en Valdemorillo. ¡Y NO PASA NADA!, HASTA QUE UN DIA PASE.

 

Valdemorillo, 5 de diciembre de 2018

La Junta Directiva

¿Chanchullo?, no. Chanchullo, sí.

En el último pleno el consistorio resolvió, desestimándolas, las alegaciones que habíamos presentado ante el bochornoso y vergonzoso acuerdo de asignación económica a los grupos municipales.

El acuerdo se resolvió con los votos a favor de los populares de derechas y los populistas de izquierdas con la abstención del resto de los concejales: los del Gobierno, del PSOE, de Ciudadanos y el concejal no adscrito, quienes con su abstención se pusieron a favor del voto afirmativo.

Pero de forma expresa nos queremos referir a lo manifestado por la Sra. Ruiz, concejala de Ciudadanos, quien de forma expresa dijo que “somos 17 concejales, no 19. Aprendan Vds. a contar” Manifestación que nos lleva a la conclusión de que esta señora y/o quienes le asesoran o tienen mala fe, o necesitan un curso de lectura y de entendimiento o interpretación de lo que leen ya que nosotros jamás hemos manifestado que el Consistorio esté formado por 19 concejales.

Al señor secretario también le invitamos a que lea sus propios informes y sobre todo lo que en referencia a las ordenanzas dice el artículo 70.2 de la Ley de Bases del Régimen Local. Verá que nada dice sobre la fiscalización y sí sobre que la ordenanza se aplicara una vez publicada ésta en el BOCM. Vemos aquí que el Consistorio vulnera de forma clara lo que dicta la citada norma. ¡Los 19 miembros del consistorio han convertido a Valdemorillo en un paraíso legal!

En el P.AN.V sabemos, somos muy conscientes que, en lo referente a la administración local tenemos mucho que aprender, pero tenemos que lamentarnos de no encontrar ningún maestro entre los 19 miembros que en la actualidad forman la mesa del pleno, salvo que solo queramos aprender desde las perspectivas de lo negativo, de lo que nunca se debe hacer. Bajo esta perspectiva sí encontramos grandes maestros.

La Junta Directiva

Valdemorillo, 25 de noviembre de 2018

Esto es lo que tenemos en Valdemorillo

Un grupo de concejales que, con su voto positivo unos y el resto con su abstención, nos están diciendo que con una dotación presupuestaria de 237.327,80 € son capaces de pagar un gasto de 507.522,38 €.

A juzgar por lo manifestado en el pleno del 19 de julio pasado, el interventor, habilitado nacional, D. Antonio Ramón Olea Romacho, es de la misma opinión, pues según las citadas manifestaciones este señor propone al pleno la desestimación de las alegaciones presentadas por nosotros. La motivación que da el interventor y en la cual basan su votación los concejales es que “las alegaciones no se someten a lo estipulado en el artículo 22.2 del Real Decreto 500/1990”.

Al objeto de que quien esto lee pueda tener su propio criterio, dice el citado artículo 22.2:

“Únicamente podrán establecerse reclamaciones contra el presupuesto:

  1. A) Por no haberse ajustado su elaboración y aprobación a los trámites legales
  2. B) Por omitir el crédito necesario para el cumplimiento de obligaciones exigibles a la entidad loca, en virtud de precepto legal o de cualquier otro Titulo legitimo (artículo 151.2, b), LRHL).
  3. C) Por ser de manifiesta insuficiencia los ingresos con relación a los gastos presupuestados o bien estos respecto a las necesidades para las que estén previstos (articulo 151.2, c), LRHL).”

Debemos aclarar que la LRHL es una ley derogada por el Real Decreto Legislativo 2/2004, que en su artículo 170.2 expresa lo mismo que el RD 500/1990. Parece ser que el señor interventor, aun siendo una norma muy posterior no la conoce.

Lo que nosotros decíamos en nuestras alegaciones era que: Ver texto de alegaciones en ANEXO

“Por un lado el presupuesto del 2018 (que es la prórroga del 2017) adolecía de un grave error: No se puede prorrogar el presupuesto de una partida de inversión si esta había sido ya realizada. Lo que para nosotros encajaría perfectamente en el epígrafe A) del RD, también en el epígrafe a) del artículo 170.2 del RDL

Por otro lado, parece meridianamente claro que el saldo final del crédito para el pago de los intereses en el 2018 (que resultaba ser de 237.327,80 €), es insuficiente para hacer frente a los pagos que exigía el Juzgado los cuales, siguiendo sus propios criterios para el año ejercicio 2018, serian de 507.522,38 €”

Lo que para un niño de primaria sería muy claro: 237 mil € es menor que 507 mil € y por consiguiente nunca se podrá pagar con la consignación presupuestaria aprobada, en su integridad, lo que exige el juez, no lo es para ningún concejal del consistorio ni tampoco para el interventor municipal.

¿Será que ninguno de ellos, señores concejales y señor interventor, ha superado los conocimientos mínimos que se exigen en una enseñanza básica?, ¿o será que actúan de mala fe?

Sobre la primera alternativa, conocimientos mínimos, que los propios concejales e interventor se manifiesten. En todo caso, con la decisión tomada sobre el asunto desgraciadamente no lo demuestran.

Sobre la segunda alternativa, sí podemos manifestarnos en relación con la actitud de la señora concejal Dña. Pilar López Partida que, vehementemente y con una cierta sorna, nos vino a decir que “dejáramos de poner alegaciones pues siempre eran desestimadas por los interventores”. Y efectivamente, lleva toda la razón. Es la práctica habitual que siguen o han seguido los interventores de este Ayuntamiento. Pero ello no significa que siempre tangan razón. A esta señora concejala le debemos recordar un par de ocasiones en las que los informes de los interventores estaban muy lejos de ser profesionales. Hay muchas más.

Una, cuando el interventor manifestó, apoyado por el arquitecto y el secretario municipal, que era correcto incrementar un presupuesto de obra en más de 61 millones de Ptas., porque sí, por la cara. El tribunal les puso a caer de un burro y declaró el incremento improcedente y nulo. No obstante, la Sra. López Partida, en contra de los intereses del Ayuntamiento, anunció al Tribunal Supremo el recurso de casación.

Otra, cuando en más de una ocasión le habíamos manifestado que las cuentas del Ayuntamiento estaban falseadas en nada más y nada menos que del orden de 4 millones de €. El entonces interventor desestimaba las alegaciones porque las cuentas eran totalmente correctas, según manifestaba. La realidad terminó imponiéndose y la Sra. López y el entonces interventor accidental no tuvieron más remedio que promover una revisión y ajustes de los saldos contables mantenidos deliberadamente falsos para evitar la intervención del Ministerio de Hacienda.

Solo nos queda esperar que cuando se encuentren con una insuficiencia de crédito para hacer frente a los pagos sobre intereses que el juzgado determina pagar en este ejercicio lo pongan de su bolsillo.

En Valdemorillo, 19 de septiembre de 2018

La Junta Directiva

 

ANEXO

Señora Alcaldesa … así NO

Vd. necesita que le recordemos que ocupa ese puesto para solucionar problemas, no para crearlos

Los comentarios predominantes en los últimos días evidencian la facilidad con la que Vd. crea problemas allí donde no los hay. Pero lo más preocupante es que después no les sabe dar solución. La solución correcta. No la solución política. ¡Y ya van tres!

Ya hace unos días nos referíamos a la facilidad con la que Vd. prescindía de la interventora titular de esta plaza, permitiéndole que se fuera sin dejar la plaza libre. Hacíamos referencia a los derechos que tiene todo trabajador de buscar otras alternativas de trabajo, de buscar su promoción. Frente a ese derecho el Ayuntamiento debería haber hecho valer su derecho y necesidad imprescindible de disponer de la función de intervención sin lapsus de tiempo en los cuales el Ayuntamiento quede bloqueado económicamente.

Ahora nos hemos enterado que la función de intervención se ha cubierto, con todas las limitaciones que ello supone, bajo la modalidad de acumulación. Si mal  no hemos entendido, la acumulación supone que un habilitado nacional con plaza en otro ayuntamiento, El Escorial, pueda dedicar unas horas extras en la plaza que acumula, Valdemorillo. En concreto, el interventor de El Escorial después de haber cumplido su jornada laboral en su ayuntamiento puede dedicar unas tres horas extras trabajando para Valdemorillo.

Y Vd., señora alcaldesa ¿cree que con este tiempo es suficiente para sacar adelante las tareas y responsabilidades de la función de intervención?

Si Vd. lo cree así, permítanos que le digamos que Vd. hace trampas incluso hasta cuando juega al solitario. Si mal está que Vd. se engañe a sí misma, imagínese cuando a quien engaña es a todo el pueblo de Valdemorillo. Si Vd. cree que la acumulación es la solución debemos concluir que o bien la titular de la plaza de Valdemorillo era muy torpe y además se dedicaba a sus labores durante la jornada laboral o por el contrario debemos pensar que el nuevo es un super-interventor.

De momento lo único que está constatado que la titular no fue capaz de realizar un presupuesto para el 2018, tampoco ha sido capaz de presentar en tiempo y forma la cuenta general del 2017, porque a todo seguro no ha sido capaz de solucionar los problemas de la del 2016. Sobre el paracaidista poco sabemos, pero sí algo: Basta ver la cuenta general donde lleva 4 años desempeñando la función de intervención. Si no es capaz de dar contestación a los requerimientos legales suponemos que menos si trabaja bajo acumulación de horas extras.

Señora alcaldesa, somos conscientes que Vd. ha heredado una intervención sin orden ni control, producto de los desmanes y manipulaciones de los últimos 20 años. Pero ante esa situación, que Vd. debería ser muy consciente y conocedora, no ha aportado absolutamente nada para encauzar y organizar una función interventora como exige la ley y Valdemorillo necesita y se merece.

¡Es totalmente inadmisible que por su negligencia al dejar ir a la interventora titular ahora este habiendo problemas en los pagos!

La Junta Directiva

Valdemorillo, 13 de julio de 2018

Penoso Pleno el del 18 de enero

Con un único objeto: la feria de San Blas 2018, que no logró la mayoría exigida.

Hablaron del contrato que unos quisieran conocer en profundidad pero no lo consiguen y otros quisieran olvidar pero no pueden.

Y es que el contrato, que dura hasta el año 2027, cubre todo el espectro de irregularidades que uno pueda imaginarse. Irregularidades que, por otro lado, un estudiante de segundo de licenciatura de derecho seria capaz de identificar y describir.

Nadie, ni del gobierno ni de la oposición, que si hablaron de algún incumplimiento fue capaces de pronunciar el incumplimiento más esencial, al menos el de mayor coste económico y también social: LA CONSTRUCCIÓN DE LA RESIDENCIA DE LA TERCERA EDAD

Y es que lo que pretendían es, en opinión del P.AN.V, simplemente TEMERARIO.

Cualquier liquidación de este contrato, que tenga un coste para el Ayuntamiento superior a 0,00 €, debería ser contestado de forma contundente por el pueblo de Valdemorillo.

Hasta ese momento de liquidación solo queda una alternativa: que el concesionario cumpla de forma rigurosa con sus obligaciones entre las que esta la organización de la feria de san Blas y de la de septiembre según las estipulaciones contractuales. Ni una reserva de dispensación por parte del Ayuntamiento y ni un céntimo mas de lo estipulado.

La Junta directiva

Valdemorillo, 20 de enero de 2018

Nuestro compromiso

Es la obligación contraída por el Partido Anticorrupción con el pueblo de Valdemorillo. Dimos nuestra palabra y no faltamos a ella.

Aunque en las elecciones municipales de mayo del 2015 P.AN.V no obtuvo representación en el consistorio, no por ello olvidamos nuestras promesas, promesas en las que confiaron un grupo significativo de vecinos. A ellos nos debemos y por ellos seguiremos trabajando en lo que creemos que es bueno, justo y por tanto necesario.

Sin embargo, otros que sí consiguieron representación municipal, y por ello juraron o prometieron públicamente, parecen haber olvidado sus compromisos con los vecinos de Valdemorillo, que somos todos. Parecen haber olvidado que son ellos los que tiene que defender los intereses generales del Ayuntamiento, porque son ellos los que tienen, además de los recursos económicos, todo el poder y autoridad que les da el ser miembros del Consistorio y del ¿equipo de gobierno?.

En este sentido recordamos que después de realizar, tarde y mal, una auditoría de las cuentas en marzo pasado, con mucha resistencia, finalmente publicaron los resultados. Desde esas fecha no parece que hayan movido ni un dedo o al menos no se observa lo hayan hecho.

Por ello, dado que la auditoría descubre graves irregularidades e incluso supuestos ilícitos penales y , repetimos, por abandono del deber del ¿equipo de gobierno? en la defensa y la lucha de los intereses generales, y, aunque en el Partido Anticorrupción de Valdemorillo somos conscientes de nuestra debilidad, hemos decidido presentar denuncia ante el Juzgado de Guardia, denuncia que cubre aspectos asociados a temas ya expresados públicamente y/o argumentados ante miembros del Consistorio relativos a la auditoría y otras realidades. Sobre otros en los próximos días emprenderemos nuevas acciones judiciales y/o administrativas.

Por respeto a las decisiones judiciales no se publica el texto y documentación anexo que en el día de ayer, 18 de octubre, se han presentado en el Juzgado. Baste como prueba el testimonio del sello de presentación y firma del P.AN.V.

panvweb2016101801panvweb2016101802

En Valdemorillo, a 19 de octubre de 2016

La Junta Directiva

Las supuestas bondades del presupuesto municipal

Dime de qué presumes y te diré de qué careces. Reza el refrán español.

El pasado uno de enero a las 23.00 el Sr. Bayarri soltaba, en las redes sociales, una de sus largas peroratas, en este caso sobre la frustrada y frustrante sesión plenaria del 29 de diciembre donde ni siquiera se dignó tomar la palabra para defender su trabajo, el presupuesto municipal. En una de sus frases, decía:. “Hemos escuchado a la parte acusadora y en breve se me verá ejercitar el 24.2 CE

Pues bien, llegado el expectante momento solo le hemos visto y oído defender los presupuestos en los siguientes términos:

La primera bondad o característica fundamental que tiene este presupuesto es que es un presupuesto orgánico. Cada concejalía tiene su propio presupuesto.

Y es cierto. Pero también es cierto que de los 39 programas que tiene el presupuesto en solo 3 de ellos intervienen más de una concejalía. Como bien decía el paisano: “para este viaje no son necesario alforjas”. Puede quedar muy bonito, pero no sirve para nada. Liarlo por liarlo sin que ello nos dé una información adicional o ello suponga una mejora en la gestión. Puro ruido.

Son los presupuestos del rescate, dice su padre putativo.

Puede serlo, pero si no saben cuál es la deuda, ni tienen el mínimo interés en saberlo, difícilmente podemos rescatar algo que no sabemos que es. Y es que en los presupuestos ni siquiera se contiene, de forma fiel, cual es la deuda a la que tiene que hacer frente el presupuesto municipal.

Si con eso de rescate se quiere referir al rescate de los ciudadanos, solo decir que el “Área de gasto 2.- Actuaciones de protección y promoción social” ha pasado a tener un total de previsión de gastos de 163 mil euros, cuando en el 2015 tenía una previsión de 298 mil euros. Eso del rescate tampoco se entiende por esta vía, salvo que se refiere a su propia economía particular.

Sobre el asunto del límite de gasto no financiero, El Sr. Bayarri manifiesto, de forma prepotente, que la Ley Orgánica 2/2012 es una ley retrograda e irracional y por consiguiente siguiendo los pasos de los ayuntamientos de Madrid, Valencia y Barcelona este Ayuntamiento no la va a cumplir.

Y efectivamente, en ningún momento citó cual ese límite de gasto al que obliga definir la citada Ley. Dice literalmente en su artículo 30.1…”Las Entidades Locales aprobarán, […] un límite máximo de gasto no financiero, coherente con el objetivo de estabilidad presupuestaria y la regla de gasto, que marcará el techo de asignación de recursos de sus Presupuestos.” Todo es interpretable, según dicen. Pero no parece que este asunto de para más interpretación que lo que literalmente dice.

Esta transgresión de la ley es altamente preocupante porque lo que está haciendo el equipo de gobierno es una clara incitación y provocación a la desobediencia fiscal, a la objeción, a la insumisión fiscal. Si ellos no cumplen la Ley porque no les gusta, los ciudadanos podríamos decir lo mismo con la ley del IRPF, del IVA, del IBI, del ICIO, de la plusvalía, etc., etc. ¿Le parecería bien, Sr. Bayarri? ¿Les parecería bien a todos los miembros del equipo de gobierno, que los ciudadanos de Valdemorillo nos declarásemos insumisos? Pues con su actitud lo están provocando.

Tenemos un presupuesto participativo. En este proyecto hemos realizado un gran esfuerzo.

No nos cabe la menor duda que en eso de los presupuestos participativos han gastado muchas de horas de trabajo. Pero se olvidan que al mismo tiempo desprecian a los que de forma legal y desinteresadamente pretenden participar en la mejora del presupuesto y a los que solo transmiten el mayor desprecio no contestando las alegaciones que de forma rigurosa han presentado.

A unos nos exigen ser mayores de edad para poder participar y que nos restrinjamos nuestra labor de participación a exponer que una partida tiene asignado crédito insuficiente o que no existe partida para realizar una función determinada y obligada por ley, como puede ser, por ejemplo, la falta del servicio de agua potable para más del 50 % de la población de Valdemorillo. Ante esta situación resulta curioso y llamativo que permitan que menores de edad, niños de 14 a 17 años, puedan acordar que el Ayuntamiento haga actuaciones por valor de 100.000 euros. ¿Paradoja de la vida o inutilidad de quien nos gobierna?

En fin, Sr. Bayarri y todo el equipo de gobierno, el P.AN.V no pretende que nos agradezcan nuestra participación en los presupuestos municipales, los legales, no los otros. Solo nos gustaría que todos Vds. cumplan la Ley y nos den contestación motivada a cada una de nuestras alegaciones.

El Sr. Bayarri se olvidó decir y reconocer que los presupuestos, que deberían haber estado publicados antes del 31 de diciembre, a fecha 21 de enero aún no estaban aprobados. Equipo altamente eficiente que para reírse de todos nosotros, y para colmo de la desvergüenza, han nombrado interventor accidental, al de siempre, a ese que, desde enero del 2008, nos ha engañado con las cuentas.

En el fichero adjunto se resume, a nivel de referencias básicas, en qué se pretenden gastar, en el 2016, 10 millones de euros, y de donde obtienen los recursos.

panvweb20160212_01panvweb20160212_02

La Junta Directiva

Valdemorillo, 12 de febrero de 2016