Categoría: Puentelasierra

¡Comienza el baile!

Y no se identifica muy bien bajo que ritmo por lo que cualquiera puede intuir o esperar que termine con el ritmo de la conga o con el famoso “cambio de pareja”

Nos estamos refiriendo a la noticia que se ha publicado en la WEB del Ayuntamiento, foto incluida, del pasado 2 de diciembre. Dice el titular:

“Importante avance en el proceso de recepción de las urbanizaciones de Valdemorillo”

DSC_0001
Fotografía que figura en la WEB oficial del Ayuntamiento de Valdemorillo

Y es que el titular suena a cualquier música, hasta es posible que espectadores distintos estén escuchado ritmos muy distintos.

Cuando nos adentramos en la noticia y leemos que se “han firmado las escrituras de cesión de los espacios verdes y de calles al Ayuntamiento”, nos sorprende que a esto le titulen “Importante avance en el proceso de recepción de las urbanizaciones de Valdemorillo”. Pero ¿por qué hemos de sorprendernos y tildarlo de importante si es lo más natural que uno puede esperar que se produzca? Si el Ayuntamiento es la Administración actuante en ese espacio urbano y la Junta de Compensación la que ha ejecutado las obras y la propietaria de las fincas originales sobre las cuales se ha desarrollado la urbanización Puentelasierra, lo que nos debe sorprende, y por eso hay que preguntarse, es porque se ha tardado tanto tiempo, 40 o más años.

Sorprenderá si decimos que, según los expertos jurídicos del ayuntamiento de Valdemorillo, la propiedad de esos bienes se transfiere con la aprobación del proyecto de reparcelación. Entendemos que este proyecto, así como el de urbanización, se han aprobado porque existe la urbanización y los propietarios de las parcelas individuales las han registrado como fincas independientes desde ya hace mucho tiempo. ¿Por qué ahora nos tenemos que sorprender porque lo haga el Ayuntamiento? ¿Qué hay detrás de esta escritura que muestran de forma tan complacientes la señora alcaldesa y el señor presidente del consejo de la Junta de Compensación?

Como poco o nada se dice de su contenido surgen un sinfín de preguntas:

¿Se definen todas las calles que se recepcionan, con todas sus características y dimensiones?

¿Se definen todas las zonas verdes que se recepcionan con todas sus características y dimensiones? A juzgar por la información de la que parte el PGOU, la zona deportiva, donde están ubicadas las pistas de tenis, futbol, piscinas y edificio de club social están incluidos en una zona de equipamientos, que en nada se distingue de la zona verde que circunda el arroyo. Por la noticia en sí misma y puesto que nada especifica ni distingue es fácil concluir que todas esas infraestructuras se han cedido al ayuntamiento.

¿Saben los vecinos de Puentelasierra, miembros de la Junta de Compensación, lo que se ha realizado y lo que ello puede significar?

¿Han dado poder y autorización a su presidente para que realizara la cesión de dominio que se pregona?

¿Cuánto ha costado la escritura pública? ¿Quién ha corrido con los gastos de la protocolización de la escritura que dicen han firmado? ¿No hay otra alternativa de coste cero de escrituras?

Ya se conoce la firma de la recepción de las redes de agua y saneamiento a principios de enero del 2012 ¿Qué pasa con el resto de las infraestructuras que se apoyan en esos espacios o están en sus subsuelos? Se supone también han sido recepcionadas, porque si no es así, ¡menudo papelón!

En resumen: un montón de incógnitas cuya respuesta se debe dar por la señora alcaldesa a todos los vecinos de Valdemorillo. De forma muy particular a los vecinos de Puentelasierra, miembros de la Junta de Compensación, se la debe dar su Consejo de Administración a quien deben exigírsela.

Si la Junta de Compensación ha cedido todo ¿Qué queda? Entendemos que solo su disolución que suponemos su presidente habrá presentado ya a la administración actuante.

Terminando con la metáfora del baile, al Partido Anticorrupción de Valdemorillo cuando haya el cambio de pareja, que la habrá, no le gustaría bailar con la más fea.

Valdemorillo, 5 de diciembre de 2014

La Junta Directiva